facebook twitter instagram youtube tiktok
Juntas para transformar: Lee nuestra crónica sobre lo que vivimos en la #ConvenciónNacionalFeminista

Colombia necesita una casa trans: ¡es hora de ayudar!

Por Manifiesta Media
La casa de la Red Comunitaria Trans está a punto de cerrar sus puertas después de nueve años de funcionamiento. Este lugar se está quedando sin los recursos económicos necesarios para seguir luchando por los derechos de mujeres y hombres trans. Acá te contamos cómo apoyar.
abril 12, 2021
La casa de la Red Comunitaria Trans está a punto de cerrar sus puertas después de nueve años de funcionamiento. Este lugar se está quedando sin los recursos económicos necesarios para seguir luchando por los derechos de mujeres y hombres trans. Acá te contamos cómo apoyar.

Foto por Victoria Holguín.

La crisis económica que se desbordó los primeros meses del año pasado ha afectado de manera diferenciada a las mujeres. De hecho, las mujeres trans tuvieron que enfrentarse a distintos tipos de discriminación y violencia institucional por parte de diferentes entidades estatales. Por ejemplo, Alejandra Monocuco, una mujer trans de 39 años que era un caso sospechoso de COVID-19, murió después de que los servicios distritales de emergencia no la atendieran en mayo del año pasado.

El 30 de marzo de este año, irónicamente un día antes del día mundial de la visibilidad trans, la Fiscalía General de la Nación decidió archivar el caso. Es decir, ninguna entidad o persona particular será investigada por la muerte de Alejandra. ¿La entidad habría tomado la misma decisión de no atender a Alejandra si esta no hubiera sido una mujer trans, trabajadora sexual y positiva para VIH?

Otro ejemplo es la medida de ‘Pico y género’ que estableció la Alcaldía de Bogotá durante el confinamiento. Esta medida, según entidades como la Defensoría, ‘evidenció estereotipos y discriminación’. Durante esa época fueron repetitivas las denuncias de abusos policiales. Incluso, llegaron a agredirles con arma blanca. Como en el caso de Nikol, una mujer trans de Ciudad Bolívar.

Durante ese mismo periodo de meses confinamiento estricto en el país, los gobiernos locales incumplieron la promesa de entregar mercados y subsidios para la población trans trabajadora sexual. Fueron ellas mismas quienes asumieron la responsabilidad estatal de garantizar la supervivencia de su comunidad .

Por si fuera poco, este año una mujer trans denunció que miembros de la Policía Nacional la perfilaron, la hostigaron, la detuvieron, negaron su identidad y la violaron dentro del Centro de Traslado por Protección en Cazucá, Soacha.

En todos los casos expuestos, la Red Comunitaria Trans estuvo haciendo acompañamiento, publicando las denuncias, consiguiendo apoyo y montando ollas comunitarias para el sustento alimenticio de muchas. Con la llegada de la pandemia se hizo más necesaria la labor de esta organización que lleva nueve años defendiendo los derechos y la vida de la población trans como ellas mismas dicen «con las uñas», sin mayor apoyo que su propio trabajo.

La casa de la Red Comunitaria Trans queda en el barrio Santa Fe, en la localidad de Mártires, en Bogotá. Debido a la emergencia económica están a punto de cerrar sus puertas. Lo anterior es muy grave, teniendo en cuenta que la pandemia ha sido una época donde se ha recrudecido la transfobia institucional y en general la violencia contra mujeres y hombres trans. La Red ha registrado, de enero de 2020 a abril de 2021 al menos 41 transfeminicidios en el país.

Por eso, ante la necesidad de un espacio físico que permanezca, las integrantes de la Red Comunitaria Trans quieren «construir la primera Casa Trans en Colombia, un espacio pensado desde el amor, el cuidado, la política, el movimiento y la resistencia para las personas trans», asegura Danny Maldonado, integrante de esta Red, al noticiero ‘Conexión Capital’.

De acuerdo con Danny, el espacio tendrá dos pilares fundamentales: la pedagogía comunitaria y el arte. A través de ambas formas de expresión quieren que las vidas de las personas trans se transformen. El objetivo principal es que sea un lugar seguro mucho más amplio que la casa que existe ahora y que está agonizando. En esta nueva casa «seguiremos luchando por los derechos de las personas trans sin ser perfiladas, criminalizadas y violentadas», asegura ella.

Por la necesidad de un lugar en Colombia que acoja, proteja y luche por las personas trans, en MANIFIESTA nos unimos para #SalvarLaRedComunitariaTrans.

Si quieres donar, (absolutamente todo cuenta), te dejamos las tres formas en la que puedes hacerlo:

  1. Paypal: Paypalme/REDCOMUNITARIATRANS
  2. Cuenta de ahorros: 000400073094 Banco Davivienda
  3. Nequi: 3508631507

***

Si quieres conocer más información sobre cómo ayudar visita este perfil de la Red Comunitaria Trans. Y no olvides de seguir a MANIFIESTA en Instagram,Twitter Facebook.

La solidaridad de las mujeres latinoamericanas denuncia lo que está pasando en Colombia

La Misión Internacional de Solidaridad y Observación de Derechos Humanos, que estuvo en las cinco ciudades más afectadas por la represión estatal durante el Paro Nacional, ha estado integrada por reconocidas lideresas que le han plantado cara a la dictadura en Argentina. La solidaridad entre mujeres y pueblos de la región ha sido clave en su labor humanitaria.

Cartografía violeta: la unión entre mujeres sigue resistiendo en Cali

Las mujeres en Cali ya no somos como dicen las canciones. Hay rebeldía y un deseo de hacer nuestras las calles, de romper el miedo, algo que catapultó el estallido social del 28A. MANIFIESTA, en alianza con Artemisas, recogió el relato de este momento histórico desde las vivencias de las mujeres de esta ciudad a la que solo falta que le cambien el nombre.

Fotos por Mariana Reina y Angélica Bohórquez.

Libres no muertas: en abril hubo por lo menos 17 feminicidios en Colombia

Llevamos un mes de paro, y la violencia feminicida no se ha detenido. En el mes pasado 16 mujeres y una niña fueron el saldo que dejó esta forma de violencia en el país. Esta vez, la mayoría de victimarios no fueron parejas o exparejas, sino hombres armados y desconocidos para ellas. En MANIFIESTA nos seguimos preguntando: ¿Por qué nos están asesinando?

Ilustración por Ana Sophía Ocampo y Megumi Cardona.

Conoce a las mujeres vinileras que sacaron su música a las calles

Los Rulos Vinyl Club son un grupo de mujeres que hace años decidieron compartir su amor por los vinilos. Hoy, expanden ese amor sonoro a través de eventos en el espacio público bogotano en unión con otros parches de mujeres.

Back to Top

© MANIFIESTA 2021 Todos Los Derechos Reservados

Términos y Condiciones

Política de Privacidad